Pharmacie française en ligne: Acheter des antibiotiques sans ordonnance en ligne prix bas et Livraison rapide.

Editorialutopias.com.ar

Silvia Bakirdjian
Decatlón para ejercitar el alma
(Endorfinas Filosóficas)
Decatlón para ejercitar el alma : endorfinas filosóficas . - 1a ed. - Ushuaia : Utopías, 2009.
Decatlón para ejercitar el alma
EDITORIAL UTOPIAS de Jorge Navone
I.S.B.N: 978-987-1529-04-9
Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723 Queda estrictamente prohibida, sin la autorización escrita del autor, bajo las sanciones es- tablecidas por las leyes pertinentes, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquer medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático.
Contenido
Prólogo. 11Introducción. 17“Si hubiera o hubiese… es una gran mentira”. 21Los Miedos. 27 El Resentimiento. 31La Compasión. 37Revisar nuestras creencias. 41Los Cambios. 45Un pasado liberado. 49La Angustia y la Culpa. 53La Comprensión. 59El Tiempo. 63Un atajo que puede serle útil. 69¿Y qué hago con las heridas de guerra?. 77Un enfoque sobre la depresión desde la filosofía. 87Un enfoque sobre la depresión desde la consejería filosófica. 105Un enfoque sobre la depresión desde el sentido común. 111La Ansiedad. 119Epílogo. 133 Decatlón para ejercitar el alma . 137Apéndice: ¿Cuándo Platón y cuándo Prozac?(Para qué sirve la Consejería Filosófica). 141 Bibliografía Consultada. 151 Dedicatoria
Dedico este libro a mis hijos, Sebastián, Arnaldo y Juan Ignacio, para que sigan aprendiendo a celebrar sus vidas.
Agradecimientos
A los numerosos autores cuyas citas me han acompañado en estas reflexiones. A los que están y a los que ya no están.
Al Profesor Lou Marinoff, de quien aprendí que un filósofo puede escribir para quienes no son filósofos.
A los filósofos exponentes del Pragmatismo norteamericano, cuyas enseñanzas “funcionan” en la práctica del buen vivir.
A Maria Neder, cuyo talento literario admiro, por su disposición para prologar esta pequeña obra.
A mi amante marido, Eduardo, por su ardua tarea de dar forma y embellecer este libro.
A la Vida, que me ha dado una segunda maravillosa oportunidad.
Prólogo
eo este libro de Silvia Bakirdjian. En días subsiguientes vuelvo a él, lo abro al azar, cada día. Exuda vida o —mejor dicho— lo vivido está presente. Ya no “lo pasado” sino lo vivido, con sus colores. Y todas las tonalidades semejan un cuadro pictórico en estas páginas: … hacer de nuestra vida una pequeña obra de arte cincelada con emociones más positivas y creativas… dice la autora. Vivir bien, de eso se trata… lo dice claramente y vuelve sobre el concepto más cierto, acaso el primigenio. Por momentos el lector leerá páginas confesas, también buceadoras, en donde las palabras despliegan pistas hacia uno mismo. Silvia Bakirdjian no adoctrina, mucho menos escribe un libro de autoayuda. En este sentido, podría alguien pretender encasillar este libro en tal género erróneamente. Pero no pretendo en esta presentación coronar de inclasificable al libro sino traducir una manera de entender lo vivido, al punto de despersonalizarlo y usarlo como herramienta para observar y resolver las curvas y contracurvas del rompecabezas cotidiano.
Decatlón para ejercitar el alma Página 11 Tampoco pretendo ironizar ni minimizar las propias historias personales, menos aún maximizar la “utilidad” de este libro, sino de poner todas las cartas sobre la mesa y —a solas— darnos cuenta cuáles naipes nos sirven para la partida de hoy. Esto en cuanto a las herramientas. ¿Y en cuanto al sentido de un libro que me pasea entre la filosofía antigua y los existencialistas? ¿Entre Epicuro y Los Beatles? Con Joan Manuel Serrat, el I Ching, Dalai Lama, cuentos zen, Boillat, Heidegger, Nietzsche, en fin: el caleidoscopio necesario para mirar sin pagar peaje, para ingresar donde queramos, ese sentido que nos permite quedarnos con la matriz que lo originó, sí: la vida como celebración. ¿Vivir en “stand by” con las frustraciones, con los resentimientos, con las culpas, con los miedos?, se pregunta la autora y lleva al lector en una suerte de camino socrático que, en cada capítulo -cada enfoque-, cierra con una propuesta pragmática.
Así, este libro me acercó al oxígeno sin límite de la poesía: Me celebro y me canto/… porque los átomos que me pertenecen también te pertenecen/… Me entrego al ocio y agasajo a mi alma/ … dejo a las sectas y a las escuelas en suspenso,/ me retiro un momento, satisfecho de lo que son/, pero no las olvido/… escribió el poeta norteamericano Walt Whitman en majestuosa unión con el universo en aquel enérgico libro titulado Canto a mí mismo.
Más que teorizar sobre la vida o sobre la filosofía, Silvia Bakirdjian es una filósofa que nos lleva y nos trae por estas avenidas tan transitadas por otras disciplinas. Luego, nos deja solos en la elección, por tanto: libres. Luego de desplegar varios mapas de rutas y fundamentar las variaciones atmosféricas en cada región de nosotros mismos. Estamos frente a un libro que “sucede”, se abre, despliega, repliega, concluye, avanza, vuelve sobre sí, se ríe, interroga, recuerda frases de los maestros filósofos, canta. Y lo hace tan claramente que no nos impone frases como leyes. Simplemente ilumina. Nos lleva al rinconcito guardado. Generosamente. Silvia Bakirdjian sabe ver el punto central desde varias perspectivas, muestra al lector las distancias y las posibilidades de llegar a él. Cultivar la vida con conciencia digna. El ahora, el sí mismo ya no como mandato sino como elección de LO MEJOR, cada día.
Dije antes que este libro me retorna al oxígeno sin límite de la poesía. Confieso ahora que las mejores palabras para cerrar este Prólogo pertenecen al poema de la argentina Susana Thénon (Buenos Aires, 1935-1991) titulado canto nupcial (título provisorio): Decatlón para ejercitar el alma Página 13 un sí que tardó años en llegar porque yo -el gran amor de mi existencia- cuando juntaba yo el coraje de llamarme llegué incluso a escribirme en una lista de clavos y pasó tanto tiempo que me extrañé y me llamé y atendí yo y no podía creerlo hace muchísimo que no sabemos nada Decatlón para ejercitar el alma Página 15 Fechado el 10 de abril de 1986. Lo he copiado del Tomo I de La Morada Imposible, una compilación exquisita de la obra de Susana Thénon realizada por María Negroni y Ana María Barrenechea.
Confirmo el encuentro de filosofía y poesía. Quise sumar la lucidez vertiginosa del poema a los intertextos elegidos por Silvia Bakirdjian en este libro, pero más aún —y fundamentalmente— preparar al lector hacia una manera de atender las páginas que siguen.

Source: http://www.editorialutopias.com.ar/multimedia/pdf/book_1305_1433.pdf

F:\reporter\pag\coaslip\20050719\041266-1.wpd

Appeal by defendant from judgment entered 5 April 2004 andorder entered 11 May 2004 by Judge A. Robinson Hassell in GuilfordCounty District Court. Heard in the Court of Appeals 24 March Booth Harrington & Johns, L.L.P., by A. Frank Johns, for Smith, James, Rowlett & Cohen, LLP, by Norman B. Smith, for Defendant Wesley Foust-Graham appeals from a district courtorder annulling her mar

Don’t kill the pain of exercise

Don’t kill the pain of exercise If you do the same sport for too long or too hard, you are bound to pick up an overuse injury at some point. Or in our sport a momentary lapse of concentration or co-ordination could have you kissing the dirt leaving you with some nasty war wound. But like a true sports warrior, the drive to keep up the training miles or the temptation to head out on a long-pla

Copyright © 2010-2014 Pharmacy Drugs Pdf